Alrededor de 300 familias llevan más de un año esperando por la entrega de sus departamentos en el proyecto Valle Bellavista, en el sector oriente de Osorno, construidos por la inmobiliaria santiaguina 3L y distribuidos en dos torres.

Así lo dio a conocer el presidente de la comisión de vivienda del concejo municipal Emeterio Carrillo Torres, al explicar tajantemente que los copropietarios de 300 Departamentos  de los edificios Valle Bellavista denunciaron que les están cobrando dividendo sin que les hayan hecho entrega de sus viviendas. Hay hoyos en el techo, humedad y filtraciones denuncian los vecinos.

La autoridad recordó que la empresa edificó con aportes del subsidio de integración social y territorial DS19 y DS49, mientras los vecinos dicen que se han amparado en las crisis para retrasar la entrega, que debió efectuarse en julio de 2019.

La situación ha afectado tanto en lo económico como en lo emocional a los propietarios, dijo Carrillo por lo que solicitó que el departamento de obras de la municipalidad de Osorno haga una segunda visita para conocer en terreno el real estado de estos edificaciones que presentas serios problemas que hacen imposible habilitarlos especialmente los pisos 7 y 11.

De la misma forma el presidente de la comisión de vivienda del cuerpo colegiado pidió la presencia, por intermedio del alcalde, del director regional del servicio de vivienda y urbanismo, para que explique qué está pasando con la construcción de los edificios en Osorno, ya que en otros lugares se detectan problemas similares, especialmente en los conjuntos habitacionales que se levantan en el sector de Chuyaca y Rahue Alto.

Patricio Arcos: “Denuncio la inoperancia de la inmobiliaria, que nunca dio fecha para la entrega. Estoy agotado, estresado y desilusionado, firmé la escritura en marzo y desde mayo pago dividendo además de arriendo… este mes tendré que decidir qué pago”.

Los futuros vecinos se preguntan por qué los hicieron firmar una escritura por una propiedad que aún no estaba lista, además de la imposición de plazos “arbitrarios” de entrega de sus departamentos (entre 45 y 60 días hábiles), luego de la firma.

Nos encontramos en una situación bastante compleja, ya que la inmobiliaria no ha sido capaz de entregar información oportuna, transparente y certera de qué está pasando con la entrega de nuestras viviendas. En mi caso, ya llevo tres dividendos pagados”,  dice Karla Navarro, otra de las copropietarias.

Audio Concejal Emeterio Carrillo

Audio Karla Navarro

Audio Patricio Arcos

Por radio