En un acto lleno de emotividad, que marcó un precedente para un establecimiento educacional refundado este año, alumnos y alumnas de kínder y básica, recibieron sus respectivas licenciaturas que dan cuenta que cumplieron con los objetivos de enseñanza aprendizaje, entregados por la unidad educativa.

Se trata de los estudiantes del Colegio Particular Subvencionado, San Francisco de Asís, ubicado en el sector de Rahue Alto, cuyo acto se llevó a cabo en el salón lámpara del Centro Cultural de calle Manuel Antonio Matta de Osorno, con la asistencia de los sostenedores, autoridades, padres, apoderados y los alumnos egresados.

En la oportunidad se hizo un resumen de las actividades desarrolladas este año tras el levantamiento de las restricciones ocasionadas por la pandemia del Covid-19 que abrió las puertas a nuevas páginas de conocimiento para niños y niñas, comentó la profesora, Maritza Martínez.

Mientras tanto, la educadora de párvulos  del establecimiento educacional, Verónica Tonk, señaló que, hoy es un día muy especial, ya que abren sus alas para volar y superar las difíciles barreras de la vida. En el colegio, se le entregaron las primeras herramientas para encumbrar sus vidas no sólo en el conocimiento, sino que además, en el desafío de ser personas de bien, amistosas, honradas, amigables, solidarias en busca de un mejor vivir para sus compañeros, familia y su entorno.

De esta forma se están llegando al fin de las últimas actividades del Colegio, San Francisco de Asís, que superó las expectativas de formación de nuevos alumnos y alumnas para Osorno y el sector de Rahue especialmente.

 

Marcelo Velásquez

Por radio