Ante el inicio del verano, el Seremi de Salud RM, Gonzalo Soto, junto al director (s) del Instituto de Salud Pública, Heriberto García y representantes de Comunidad Feliz, software para las administraciones de comunidades, verificaron las condiciones de higiene de piscinas en recintos privados, además del correcto uso y compra de protectores solares y el resguardo que deben tener trabajadores que se exponen al sol en esta temporada.
El Seremi de Salud metropolitano comentó que, “como autoridad sanitaria queremos entregar una serie de recomendaciones en piscinas de edificios o condominios. Se debe contar con elementos de salvataje como cuerdas, camillas portátiles, pértigas y personal capacitado para realizar rescate de emergencia y el circuito a seguir en caso del rescate de una persona, lo que es responsabilidad de la administración de la comunidad. La cloración
es un aspecto muy importante que tiene que resguardarse en cada uno de estos espacios, por tanto, nos protege de la proliferación de microbios y bacterias que pueden darse en el agua y es muy importante que se maneje de manera adecuada”.
Gonzalo Soto agregó que “es muy importante que las administraciones de edificios y los conserjes conozcan la manera correcta de clorar. Esto, se realiza en el sistema de bombas de la piscina, nunca se dejan las pastillas de cloro en los filtros o se vierte directamente en
el agua”.
En tanto, el director (s) del ISP, señaló que “la radiación solar puede causar problemas tales como quemaduras, manchas, envejecimiento, daño ocular e incluso cáncer de piel. Los protectores solares son productos cosméticos, cuya composición incluye ingredientes como
los filtros solares que colaboran protegiendo la piel, evitando que la radiación solar no llegue o llegue en menor intensidad. Estos productos cosméticos requieren de la autorización sanitaria que otorga el ISP, garantizando que cumplen con la protección solar
que promueven”.
“Es importante tener presente que, ningún protector solar protege 100% de la radiación solar. Por lo tanto, hay que sumar otras formas de protección como evitar o limitar el tiempo de exposición al sol en las horas de más alta radiación (10 a 15 horas), usar ropa o accesorios de protección como gafas y gorros. Es importante destacar la Ley 20.096, conocida comúnmente como “Ley de Ozono”, la cual establece que los empleadores
deberán adoptar las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores cuando puedan estar expuestos a radiación ultravioleta”, agregó García.
En cuanto a las fiscalizaciones de piscinas en la región, el Seremi de Salud RM detalló que durante este año se han inspeccionado más de 120 piscinas, cursando 37 sumarios sanitarios y 7 prohibiciones de funcionamiento. Entre las principales deficiencias, se han constatado

piletas sin cloro, sin autorización sanitaria, sin salvavidas acreditado o elementos de salvataje.
Recomendaciones Por su parte, desde ComunidadFeliz, software de administración de edificios y condominios, recomiendan varios tips para el uso adecuado de piscinas:
Reservas digitales: Si bien es viable reservar a lápiz y papel, estos pueden perderse, mojarse o confundirse, lo que puede generar serios problemas de organización en conserjería y molestia para los vecinos. Utilizar sistemas de reservas digitales como excel o el sistema de ComunidadFeliz en el que los residentes pueden reservar desde la app, ahorra tiempo y da más facilidad a todos.
Señalética: Es igual de importante que el área de la piscina esté debidamente señalizada y con el reglamento y normas a la vista, para que todos tengan conocimiento de lo que se puede y no puede hacer.
Aforos: Si bien ya no son necesarios y esta es una medida opcional, controlar la cantidad de personas que pueden estar en la piscina al mismo tiempo, genera mayor orden en el uso de los espacios y hace más pleno el disfrute para todos.
Dispensador de bloqueador solar: Los rayos UV están intensos este año y es por eso que si la comunidad proporcionará en el área de la piscina bloqueador solar para todos, podríamos trabajar en cuidar más a nuestros vecinos y familias que disfrutan de la piscina.
“Asimismo, el buen comportamiento y amabilidad con todos los vecinos será siempre necesario para un uso saludable de los espacios comunes”, finaliza Valeria Morillo, vocera de Comunidad Feliz.

Daniel Acevedo
Periodista

 

Por radio