La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, dio sus impresiones tras ser sentenciada a seis años de cárcel y quedar inhabilitada de ejercer cargos públicos de forma permanente.

«Esto es un estado paralelo y una judicial», aseguró la actual vicepresidenta de la nación, quien anunció que apelará a la condena.

«La idea era condenarme como finalmente lo hicieron», sostuvo Fernández, quien gobernó Argentina entre 2007 y 2015.

Asimismo, rechazó ser responsable por defraudación a la Administración Pública pues, como presidenta, no tuvo manejo en las leyes de Presupuesto donde se incluyeron las obras públicas que fueron objeto de este juicio ni administró ni ejecutó esos Presupuestos, una responsabilidad en cabeza del jefe de Gabinete de ministros.

La vicepresidenta aseguró que ninguna de las acusaciones formuladas por los fiscales que intervinieron en este juicio eran ciertas y dijo que, más que un ‘lawfare’ (hostigamiento judicial), ella ha sido blanco de una «mafia».

«Esto es un Estado paralelo y mafia, mafia judicial, y la confirmación de la existencia de un sistema paraestatal, donde se decide sobre la vida, el patrimonio y la libertad del conjunto de los argentinos», sostuvo.

De todos modos, en su alocución la ex Mandataria aseguró que no se presentará en los próximos comicios: «No voy a ser candidata a nada», aseguró, por lo que «me podrán meter presa» tras dejar la Casa Rosada en diciembre de 2023.

 

Fuente:

Agricultura.cl

 

Por radio