El Tribunal Constitucional denegó un recurso mediante el cual la empresa sanitaria Essal, pretendía evitar una millonaria multa por el denominado mega corte de agua que se registró en Osorno en 2019.

El mencionado tribunal rechazó el requerimiento de inaplicabilidad por inconstitucional que presentó Essa, a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), mediante el cual pretendía evitar el pago de 2.720 Unidades Tributarias Anuales, lo que se traduce en 1.980 millones.

Lo anterior por las fallas ocurridas en julio de 2019, que significó la interrupción durante 10 días del suministro de agua potable a la ciudad de Osorno. El superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, dijo que el fallo ratifica el correcto proceder de la institución en su potestad sancionatoria.

AUDIO JORGE RIVAS

 

La Superintendencia de Servicios Sanitarios determinó un total de nueve multas por ese hecho, que ocurrió a partir de una falla en la planta de Agua Potable de Caipulli, donde un derrame de combustible contaminó la fuente de agua, debiendo ser suspendido el suministro para la limpieza.

 

Marcelo Velásquez

Por radio