Directora nacional, Iris Lobos, hizo el anuncio en el marco de su visita al Centro Experimental INIA La Pampa, donde recorrió los laboratorios y el rebaño de ganado fino Angus del principal centro de producción de semillas certificadas de papa y cereales del INIA en el sur de Chile.

Esta temporada tendremos 25 hectáreas de papa para entregar semilla certificada en el sur de Chile. Además, 150 hectáreas de semilleros de cereales, donde tendremos avena, triticale y trigo y también vamos a hacer un aporte a la genética por medio de nuestro núcleo genético de Angus que tenemos acá también en INIA La Pampa”, expresó Iris Lobos, directora nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) al término de su recorrido por INIA La Pampa, centro productor de semillas ubicado en Purranque, Región de Los Lagos.

Lobos subrayó que “con esto, INIA está aportando de manera real a la soberanía y seguridad alimentaria y al mismo tiempo apoyando de manera prioritaria a la agricultura familiar campesina”. Estos anuncios forman parte de un ambicioso plan nacional, en colaboración con INDAP, así como con gobiernos locales y regionales de diversas regiones, para la producción y multiplicación de semillas.

Junto con lo anterior, la directora nacional adelantó que INIA y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MINCTCI), se encuentran trabajando en un convenio de trabajo de largo plazo en el ámbito del fitomejoramiento genético y desarrollo de nuevas variedades para la adaptación a la crisis climática, entre otros desafíos.

Recorrido

En su visita, la máxima autoridad del INIA se reunió con todo el personal de INIA La Pampa y luego, acompañada por la directora regional de INIA Remehue, Natalie Urrutia; la subdirectora regional de I+D, Ana María Méndez y el nuevo director regional del SAG, Cristian Andrade, visitó los laboratorios de cultivo de tejidos y multiplicación de plántulas y minitubérculos de papa, las faenas de selección de semillas y también el rebaño de pedigree de la raza Angus, que cada año aporta reproductores finos de alta calidad genética para que los ganaderos mejoren su eficiencia, contribuyendo así a la producción pecuaria y el desarrollo agrícola de la zona.

 

Luis Opazo Ruiz
Encargado de Comunicaciones
INIA Remehue

 

Por radio