Durante los meses invernales es normal que se incremente el uso de sistemas de calefacción y climatización en el hogar, para combatir el frío propio de esta época del año, pero es necesario mantener ciertos cuidados para prevenir accidentes.

Los sistemas de calefacción son indispensables en esta época, pero siempre se deben utilizar teniendo algunas precauciones que ayuden a evitar accidentes como incendios, explosiones, quemaduras e intoxicaciones, incidentes que aumentan hasta en un 20%, especialmente en niños de entre 2 y 5 años.

Al momento de escoger alternativas, o bien, al darles el primer uso de la temporada, es fundamental tener en cuenta ciertas variables tales como la eficiencia, el espacio que buscamos temperar o los resguardos en su manipulación. De acuerdo con Israel Pérez, Gerente Servicios de Instalaciones en Sodimac, realizar una buena mantención al sistema que se elija, especialmente al término del invierno anterior, es de vital importancia para que el funcionamiento sea el correcto.

“Todos los aparatos de calefacción deben ser revisados constantemente y lo más importante es que estén en óptimas condiciones, sean estables, no estén cerca de elementos inflamables, tengan conexiones seguras y que queden bien apagados cuando estén fuera de uso”, comentó el experto.

En el caso de utilizar un artefacto en temporadas pasadas, Israel Pérez explica que es importante una revisión que permita verificar que la estufa se encuentre en óptimas condiciones, además de seguir siempre las instrucciones de manipulación de los fabricantes.

Sobre el tipo de estufa, en la zona sur son comunes las estufas a leña, las cuales también deben utilizarse tomando ciertos resguardos. El experto comenta que “es importante que sean instaladas por un técnico certificado, y que quienes la van a manipular lean el manual de instrucciones de uso, realizar una limpieza diaria, como el retiro de brazas, y utilizar leña seca”. Respecto a este último punto, recomienda hacer este abastecimiento durante el verano y guardarla bajo techo, protegida de la lluvia.

Si la combustión es a pellet, igualmente se deben considerar algunos puntos para su correcto uso, como dejar el pellet en un lugar seco, porque “de no ser así se aglomera, provocando un mal funcionamiento en la descarga de combustión”, comenta Pérez. Aconseja realizar mantención a fin de temporada, que incluya un aspirado, desarme, verificación de hermeticidad de los gases.

Es importante tomar precauciones durante este invierno, para así evitar los accidentes y situaciones trágicas que se lamenten después.

Por radio