El senador Rabindranath Quinteros afirmó que la decisión de la SISS en cuanto a no caducar la concesión de la sanitaria ESSAL constituye una decepción para la comunidad de Osorno y de la Región de Los Lagos. El parlamentario también apuntó a las facilidades con que las grandes empresas pueden evadir los castigos cuando incumplen sus contratos.

“Lo ocurrido con ESSAL en Osorno es una nueva demostración de que las grandes empresas siempre toman algún tipo de atajo para esquivar las sanciones” señaló Quinteros.

“En este caso, Aguas Andinas prefirió vender la empresa completa antes que arriesgarse a perder la concesión del servicio en la región de Los Lagos. En efecto, hay una multa cuantiosa, pero la pregunta es si este tipo de sanciones resulta suficiente para evitar que estas situaciones se repitan” comentó el parlamentario.

A juicio de Quinteros, es necesario revisar la legislación en materia de concesiones de servicios. “No me parece razonable que una empresa que tiene a su cargo un servicio vital como el agua potable pueda ser vendida en su totalidad, mientras su accionar está cuestionado y sometido a investigación” puntualizó.

Añadió que espera que los nuevos dueños de ESSAL cumplan con la comunidad, “especialmente con los osorninos, que hoy están legítimamente decepcionados porque esperaban una sanción especialmente rigurosa para la empresa”.

El senador PS indicó que la multa de mil 700 millones de pesos, “podrá ser histórica para la Superintendencia de Servicios Sanitarios, pero es minúscula en comparación con el tremendo daño causado por una sanitaria que actuó sistemáticamente de manera irresponsable y que causó un perjuicio sustancial a la comunidad osornina”.

Audio Rabindranath Quinteros Senador

 

Manuel Gallardo Fuentes
Oficina Parlamentaria

Por radio