Normalmente, durante el periodo de invierno la cuenta del gasto energético sube, lo que impacta de forma directa a nuestro bolsillo y al medio ambiente. Es por ello, que Lorenzo Ale, jefe de carreras de Electricidad y Electrónica Industrial del IP Santo Tomás
sede San Joaquín, nos entrega una serie de pautas para cuidar la energía que utilizamos.
El académico explica que las razones de este aumento en la cuenta de la luz se deben a que “en invierno la luz natural del día dura menos y pasamos más tiempo en casa, lo que provoca que encendamos las luces más temprano y utilicemos más los aparatos
tecnológicos y de entretención como la televisión, así también necesitamos más calefacción”.
El especialista señala que, con la finalidad de cuidar esta energía, se implementó la tarifa de invierno, “la cual estima que cuando un cliente consume más del promedio normal, se le cobra esa energía adicional a un precio mayor”. Agrega que, para este año, y
debido a la pandemia, el sobreprecio se realizará solo en los meses de junio y julio.
Si no quieres que este aumento en la cuenta te pille desprevenido, toma nota de los siguientes consejos que te entrega nuestro experto en electricidad y electrónica.
¿Cómo ahorrar energía en invierno?
Evita el consumo ocioso o vampiro, este se produce cuando equipos que no están en uso y que pese a estar apagados, continúan enchufados y consumiendo energía. Es el caso de los equipos que quedan en modo de espera o stand by como los televisores o los
computadores, por ejemplo. Por ello, no te olvides de desenchufar todos los aparatos de este tipo que no estés utilizando.
Cambia todas las ampolletas del hogar por las de eficiencia energética o de bajo consumo. Si antes consumías electricidad con una ampolleta de 60W o 100W, ahora puedes obtener la misma cantidad de luz con ampolletas de 14W o de 7W. Lorenzo Ale
expone que con esto puedes lograr un ahorro de un 50 hasta un 80 por ciento en el gasto que se producía por iluminación.
Al comprar aparatos para el hogar como lavadoras, refrigeradores o cualquier equipo que consuma electricidad, es importante adquirir los que se identifican con A, A+ o A++, que son los más eficientes en el consumo de energía.

Mientras estés en casa, procura apagar las luces de habitaciones que no estén en uso, ya que de esta forma disminuimos el consumo de energía.
Prefiere estufas con termostato, de esta manera, se interrumpe la energía cuando la temperatura llega al nivel adecuado.
Para conseguir una calefacción más eficiente, puedes aislar térmicamente tu hogar, para ello puedes comprar sellos autoadhesivos para puertas y ventanas, esto evita que el frío penetre, o más bien que el calor salga. Por último, al encender la calefacción
mantén cortinas, ventanas y puertas cerradas, dejando eso sí al menos la parte de debajo de las puertas para ventilación.

Dirección de Comunicaciones y Extensión

Santo Tomas Sede Osorno

Por radio