*En esta versión el curso contó por primera vez con la incorporación de mujeres entre los participantes.

Luego de tres meses de clases teóricas y prácticas, este mes finalizó la Escuela de Linieros de Saesa, que este año tuvo como novedad el ingreso de mujeres a sus filas. En total fueron 22 jóvenes que egresaron del curso, que se creó en 2016 y que capacita personal especializado y operativo en el
área eléctrica de la compañía.
La Escuela de Linieros se conformó con jóvenes de entre 18 y 27 años de las regiones de Los Lagos y Los Ríos, específicamente de las ciudades de Osorno, San Pablo, Entre Lagos, Futrono y La Unión.
En este sentido, María Dolores Labbé, Gerente de Personas de Saesa, manifestó que “a pesar de la pandemia que nos afecta desde marzo del año pasado y hasta la fecha, ya hemos titulados dos generaciones de linieros, ya que como empresa estamos comprometidos con la formación de personas
que puedan ingresar a las empresas contratistas; mano de obra calificada que técnicamente sepa y que se cuide, pero, además, se traspasa algo que va mucho más allá y que es lo que nosotros hemos ido construyendo como Grupo Saesa, que es un tema más humano, donde no solamente importa el qué hacemos, sino el cómo lo hacemos. Por lo mismo, queremos felicitar a estos 22 hombres y mujeres que
han egresado”.
Italo Soto, joven osornino de 24 años, comentó que su motivación por ingresar a la Escuela de Linieros tuvo relación con que tenía algunos conocimientos de electricidad gracias a su papá, pero que, además, para él Saesa entrega oportunidades para crecer, aprender y superarse como personas y trabajador.
Con respecto a su egreso, Italo manifestó que “superó bastante mis expectativas, las clases fueron súper didácticas, había trabajo en grupo y liderazgo. El terreno fue súper entretenido, porque era hacer la ‘pega’ que se hace afuera y no era solo teoría, los profesores tenían ganas de enseñar, ya que, si uno preguntaba mil veces, ellos respondían mil veces con las mismas ganas y eso se agradece bastante. Lo otro que destaco es el compañerismo que se genera dentro del curso, porque todos nos apoyamos”.
Desde la eléctrica explicaron que el curso comenzó el 23 de marzo y finalizó el 4 junio, tiempo en el cual los jóvenes fueron capacitados y entrenados para el trabajo en las líneas eléctricas, preparados para que se puedan desempeñar en labores de ayudante de liniero de obras y mantenimiento. Todo ello, acompañado de la entrega de experiencia y valores que generan un conocimiento integral, además de la enseñanza de técnicas y procedimientos de trabajo que aseguren altos estándares de seguridad.
Los interesados en postular a la Escuela de Linieros o realizar consultas pueden escribir al mail escueladelinieros@saesa.cl.

Camila Núñez A.

Por radio