Para los expertos la oportunidad de aislamiento y protección del año 2020 no se logrará este 2021 en términos de potenciales riesgos de infecciones respiratorias durante la época de otoño e invierno. Por lo tanto, urge mantener y extremar los cuidados a los menores prematuros no sólo por el sars-cov-2 sino además por otras infecciones que también podrían ocasionar un daño importante.

Nacer antes de tiempo se asocia a una serie de problemas de salud que pueden persistir con los años. Entre las funciones más afectadas, está la madurez pulmonar que va en directa relación con los meses de gestación. Es por esta razón que los niños prematuros pueden
presentar diversas complicaciones en el corto, mediano y largo plazo, porque la mayoría de sus órganos están inmaduros al momento de nacer, más aún ante una emergencia sanitaria causada por el Covid-19 y ante un eventual brote de enfermedades respiratorias.
Según cifras del Registro Civil, desde 2016, se ha producido un descenso del número de nacidos vivos. En 2016 nacieron 232.821 y en 2020 la cifra cayó a 197.003, es decir 7,7% menos. Sin embargo, de acuerdo a un artículo publicado en la revista Chilena de Obstetricia
y Ginecología, el porcentaje de prematuros severos o extremos, que son menores de 28 semanas de gestación, se mantiene y aumentó en los últimos años con un promedio de un 1,5% del total de los nacimientos. Esto se traduce en alrededor de 550 prematuros severos
nacidos por año.
Respecto a la incidencia que tendrán este año los virus respiratorios como el sincicial y la influenza, la Dra. Ivonne D´Apremont, pediatra y neonatóloga, Presidenta del Comité de Seguimiento del Recién Nacido de Alto Riesgo de la Sociedad Chilena de Pediatría,
informó que “Con la extensión de la contingencia sanitaria, que ha obligado a los niños y sus padres a permanecer en el hogar, la oportunidad de aislamiento y protección del año 2020 no se logrará en el 2021 en términos de potenciales riesgos de infecciones
respiratorias durante la época de otoño e invierno, debido a que es necesario retomar poco a poco las actividades habituales de los menores y de sus padres. Por lo tanto, urge mantener y extremar los cuidados a los menores prematuros no sólo por el sars-cov-2 sino también
por las otras infecciones infecciones respiratorias que podrían ocasionar un daño mayor”.
En cuanto a la prevención y cuidados, un elemento importante es la entrega de protección específica para el Virus Respiratorio Sincicial mediante una inmunización (inyección de anticuerpos contra el virus). Esta inmunización se entrega durante el período de mayor
circulación del virus (entre mayo y septiembre) y se administran de manera mensual. Estos fármacos están incorporados vía Ley Ricarte Soto, dentro de las prestaciones a pacientes de alto riesgo como prematuros menores de 32 semanas y a partir del 2019 pasado para
pacientes con cardiopatías congénitas significativas a menores de un año.

Sobre las formas de contagio la Dra. D´Apremont, informó que “El VRS se contagia de persona a persona, a través de las gotitas de la saliva, al hablar, toser o estornudar. También se puede contagiar con el contacto cercano a través de los besos en la cara o al tocar objetos
o superficies donde permanece el virus”. Debido a esto, las mismas precauciones de higiene que en el caso del Covid-19, ayudan también a evitar el contagio del VRS. Esto incluye, lavado frecuente de manos, desinfección de superficies y uso de mascarilla desde los dos
años de edad.
Además, la doctora D´Apremont complementa que “en general, las personas con una infección por virus respiratorio sincicial contagian durante 3 a 8 días. Pero a veces los bebés y las personas con sistemas inmunitarios debilitados pueden continuar propagando el
virus durante 4 semanas”.
También sugiere mantener las siguientes recomendaciones para todos los niños y en especial los prematuros:
Estimular fuertemente la lactancia materna.
Mantener las Inmunizaciones al día.
Evitar la contaminación ambiental, especialmente humo de cigarrillo.
Postergar el ingreso a Sala Cuna.
Reconocer los signos de dificultad respiratoria.
Consultar precozmente frente a la duda.
Esperar atención prioritaria en Centros de Salud.

Mirada de los padres
Para Katherin Arteaga, Presidenta de la Asociación de Padres de Prematuros de Chile, ASPREM, “en el caso de los nacidos prematuros tanto Covid-19 como la inminente llegada del Virus Respiratorio Sincicial y las enfermedades respiratorias, pueden llegar a ser
mortal, e incluso muchos de nuestros niños quedan con secuelas respiratorias. Cerca de un 20% presenta problemas respiratorios crónicos y alrededor de un 7% de los sobrevivientes es dado de alta con necesidad de oxígeno domiciliario, lo que los hace aún más vulnerables
a las infecciones respiratorias”.
La Presidenta de ASPREM, también mencionó que dada la contingencia sanitaria es fundamental que se les informe a los padres sobre las formas de contagio, prevención y cuidados que deben tener sus hijos. Además, solicitan a las autoridades sanitarias que sean
considerados como un grupo de riesgo y puedan mejorar así los beneficios que tienen, sobre todo ampliando la cobertura de Palivizumab (anticuerpo monoclonal producido por tecnología de ADN recombinante utilizado para la prevención de la infección del virus
sincicial respiratorio en bebés de alto riesgo por prematuridad, enfermedad cardíaca congénita clínicamente significativa o displasia broncopulmonar)en la Ley Ricarte Soto, incluyendo a todos los prematuros sin excepción.

Por último, desde las asociaciones de pacientes, esperan que existan las condiciones sanitarias para que sus hijos puedan continuar con sus seguimientos, controles y con sus terapias, aunque sean de forma remota. También que se puedan generar las instancias
necesarias para informar y educar a las familias con respecto a las inmunizaciones y medidas de cuidado para prematuros y recién nacidos de alto riesgo.

Ximena Villalobos
Periodista

Por radio