En un nuevo aniversario de la Asociación de Radiodifusores de Chile, zanjamos la controversia en los años de celebración y que en palabras del Director Nacional de ARCHI se deben contar desde su fundación en 1933.
Si bien un 19 de mayo de 1936 se proclama legalmente y se oficializa recién el 14 de enero de 1935, el Director de la ARCHI, Eduardo Martinez comenta que debemos celebrar desde su fundación en 1933.
Pero dejamos este sano dilema para dar paso a lo realmente importante, que es analizar, ya no el pasado de la asociación sino que el presente y el futuro, ambos inciertos y que plantean un desafío para todos los involucrados en esta labor.
Desde el estallido social y la pandemia podemos extraer importantes aprendizajes relata Eduardo Martinez, donde se vieron afectados todos los ámbitos de nuestra sociedad pero donde la radio tiene que ver el vaso medio lleno. “La radio creció no solo en informar y en entregar contenidos, además en servir como una vía de escape para la gente, la que pudo y puede expresarse desde la frustración, el dolor y la incertidumbre causadas por la pandemia”.
Desde Marzo de 2020 y durante la 47º Asamblea de La Asociación Internacional de Radiodifusión realizada en Santa Cruz, Chile, ya se conocía el camino de aprendizaje que debía hacer la radio y que se puso en práctica durante el estallido social, “la radio debía realizar su discurso no a partir de realidades absolutas sino que del escuchar a la ciudadania, de esta forma aprendimos nosotros como radiodifusores y también los ciudadanos”.
Para el futuro ARCHI se plantea seguir creciendo y con un objetivo claro, “incorporar y hacer parte de las radios las nuevas formas de comunicación, sean no solo las redes sociales, sino plataformas donde la gente pueda acceder a la información de su importancia cuando y donde ellos quieran, teniendo siempre en cuenta que la gente es la importante y que nosotros como ARCHI nos enfocaremos en acortar la brecha digital para que los objetivos de todos nuestros radiodifusores sea cumplido”.

Por radio