Camila Carriel, docente de la carrera de Técnico en Educación Parvularia 1° y 2° básico de Santo Tomás San Joaquín, señala que incentivar la lectura en los niños y niñas es muy importante, ya que “si queremos habitar un mundo más justo, debemos formar seres humanos responsables y críticos
con lo que les rodea, y el leer ayuda enormemente en estos aspectos, ya que permite conocer otros mundos, perspectivas y puntos de vista que fomentan la empatía”.
Además, la especialista comenta que la lectura puede ser muy útil en el contexto de confinamiento, debido a que “compartir este hábito en familia nos permite fortalecer los lazos”.
En tanto, Patricio Morales, docente de la carrera de Psicopedagogía de Santo Tomás San Joaquín, expresa que “la finalidad de los textos literarios es generar gusto e interés por el mundo que el autor nos quiere transmitir”.
Por lo mismo, manifiesta que los siguientes puntos son claves para fomentar la atracción por la lectura en nuestros niños y niñas:
Generar un espacio adecuado para la lectura
Es relevante que el/la niño/a se sienta cómodo en su hogar, colegio o vecindario para leer. Una buena idea son los “espacios de lectura”, en donde se acomodan los lugares para que se naturalice el acto de la lectura en su contexto.
Hacer de la lectura un acto relevante dentro del círculo familiar Cuando el niño o niña ve interés de su familia en la lectura, que se le dedica tiempo de calidad a leer y se conversa de lo leído, podrá valorar la lectura como una herramienta que permite el desarrollo espiritual y cultural.
Seleccionar textos del interés del niño/a Si queremos que nuestros niños se interesen en la lectura, dejemos que ellos elijan qué leer.
Imponer textos por “la importancia del autor”, “porque es lo que a mí como padre/madre me gustaría haber leído cuando niño” no necesariamente despierte el gusto por la lectura en ellos. Otra opción es pedir consejos y averiguar qué textos podrían generarle interés y que sea adecuado para
su edad y contexto.
Asociar la lectura como un juego ¿Por qué los niños no pueden jugar a contar cuentos a sus amigos? ¿Y si los caracterizamos para que
representen personajes de sus cuentos preferidos? Planificar actividades lúdicas entorno a la lectura es una efectiva herramienta para que ellos no asocien la lectura a un acto ajeno a su contexto. Leer jugando no sólo desarrolla habilidades cognitivas, sino que además actitudes y disposiciones
positivas hacia el texto y su entorno.

 

Elaborado por Camila Carriel y Patricio Morales
Docentes del Área de Educación IP-CFT

Dirección de Comunicaciones y Extensión

Santo Tomas Sede Osorno

Por radio