Su partida deja sin su pilar fundamental a su casa radial a la que dirigiera desde 1972 con esmerada dedicación y preocupación por su gente, reflejadas en las campañas de La Lana o Pan de Pascua, ambas con un profundo carácter social.
Sus inicios en el medio comienzan en su niñez por las labores parlamentarias de su padre, y este último cuando tuvo que dejar ese trabajo, vio en el joven Augusto de 17 años quien asumiría ese rol para nunca más dejarlo.
Un eterno luchador que enfrentó las adversidades que trajeron las nuevas tecnologías pero que bien supo adaptarse y doblegarlas en su tierra. Logró competir y superar a repetidoras de grandes cadenas y recobrar la confianza de su audiencia como de los auspiciadores.
Desde ARCHI enviamos nuestras más sinceras condolencias a su esposa, hijos , nietos, amigos y colaboradores, por quien dirigiera el Décimo Comité de la asociación desde el 2001 al 2015 y fuera destacado con el premio a la trayectoria el 2016, esta, que quedará marcada en los hitos de la radiofonía nacional.
Eduardo Martinez Presidente Nacional de la Asociación de Radiodifusores de Chile despide a “más que un compañero de labores, a un amigo, con el que compartimos además de conocimientos de nuestra apasionada labor, vivencias personales que nos construyen como personas y que se ven plasmadas en nuestra institución”.
Archi

Por radio