Desde las tradicionales bancas, pasando por sitiales individuales, bebederos y hasta mesas de ajedrez, la cara de las plazas públicas está cambiando, algo que se impulsó aún más tras el aumento de manifestaciones, que terminaban con la destrucción de su mobiliario, el cual era convertido en cenizas. Ante esto, una empresa chilena, se dedica a realizar estas nuevas piezas, que además de seguras, entregan un nuevo estilo a estos
sitios de reunión.

Hace poco más de un mes un grupo de diputados presentó un proyecto de ley contra el que ellos llaman el “terrorismo urbano” que busca terminar con los destrozos al mobiliario público, que ya es un denominador común en las manifestaciones que se vienen realizando
desde el pasado 18 de octubre de 2019.
A pesar de que dichas protestas disminuyeron durante la pandemia, igualmente hubo una reactivación el año pasado, cuando fue posible ver actos de destrozos al mobiliario, principalmente en la comuna de Santiago Centro.
Ante esto, varios municipios tomaron medidas y comenzaron a cambiar los implementos de plazas y lugares públicos, sacando las clásicas bancas de madera, por piezas de mayor resistencia y que no sea posible arrancarlas, ni quemarlas, mucho menos destrozarlas.
Es un trabajo que está realizando la empresa Baselli Petra ( basellipetra.cl ), que ha creado piezas resistentes, que además de dar mayor seguridad y durabilidad a las plazas, ayudan también a mejorar su apariencia con diseños novedosos.
La empresa ha creado así escaños, bancas, basureros de diseños modernos, vanguardistas bebederos, asientos, jardineras, segregadores y firmes e irremovibles bicicleteros, todos creados de hormigón.
También han pensado en las actividades que se realizan en una plaza, para lo cual crearon entretenidas mesas para juegos, donde se puede disfrutar una partida de ajedrez y una llamativa mesa de pingpong, con malla metálica galvanizada, que es fabricada
completamente de hormigón.
Cuentan además con una línea inclusiva, que incluye bancas y escaños fáciles de usar por personas con movilidad reducida, permitiendo que todos puedan disfrutar de una plaza.

“Varios municipios han optado por esta tendencia, principalmente para evitar la destrucción del mobiliario. Si bien, la mayoría son del sector oriente, nuestra misión hoy es que esto se generalice aún más y llegue a todas las comunas de Chile, ya que además de aportar seguridad, entregan diseño y belleza a los lugares públicos”, señala Giancarlo Baselli, Gerente General de Baselli Petra.
El Mobiliario Urbano Hormigón con sus líneas minimalistas y funcionales hoy se encuentran en plazas y parques de todo Chile y los fabricantes cuentan con una gran variedad de diseños. Además, actualmente, gracias a una alianza con la Fundación Dope Mural, este moblaje puede venir ya intervenido, con el trabajo de un grupo de jóvenes grafiteros, que aportan arte a las piezas, para luego ser instaladas en las plazas públicas.

Por radio