La iniciativa aprobada por 26 votos a favor busca la promoción, protección y fomento de esta actividad económica.

Dentro de los objetivos de la ley, se establece la promoción, protección y desarrollo de la apicultura, mediante la regulación de la producción y extracción, comercialización de material biológico y los servicios de polinización provenientes de toda colmena de abejas
en nuestro país.
Dentro del proyecto se crea un registro nacional de apicultores y estampadores de cera, se establecen condiciones sanitarias mínimas, se regula la movilización de las colmenas y la importación y exportación de productos apícolas; junto con establecer sanciones y
mecanismos de fiscalización de esta actividad económica El Senador Iván Moreira, que conoció en detalle el proyecto mientras era miembro de la
comisión de agricultura, destacó que la iniciativa busca proteger esta actividad y regularla.
“Me tocó conocer como miembro de la comisión de Agricultura este proyecto y me siento satisfecho que finalmente culmine su tramitación en este Senado. En pleno Siglo 21, la importancia de la apicultura es aún más fundamental; por lo mismo es extraño que este
proyecto tan relevante haya demorado más de 6 años recién en su primer trámite constitucional. Las definiciones del proyecto que buscan proteger la actividad y sus productos, las definiciones esenciales para nuestros productores como la miel alterada, adulterada o falsificada, la creación de Registros apícolas, la determinación de infracciones sancionadas por el SAG, así como hacer extensivo el abigeato al robo de colmenas
constituyen un marco básico pero potente para regular la actividad y proteger la conservación del medio ambiente”.
La iniciativa contempla sanciones de hasta 200 UTM (más de 10 millones de pesos) para quienes alteren de forma irreparable la salud de las colmenas, fabriquen miel adulterada o incumplan la normativa sanitaria, entre otros motivos.

 

Oficina parlamentaria Senador Iván Moreira

Por radio