La iniciativa, ejecutada por la UST, se desarrolla desde el mes de marzo del año 2020 en las comunas de San Pablo y San Juan de la Costa, beneficiando a 10 pequeños agricultores, con muy buenos resultados hasta el momento.

A un año de la ejecución del proyecto; “Desarrollo de nuevas oportunidades frutícolas en la región de Los Lagos en base al cultivo de vides”, quienes llevan adelante esta iniciativa realizaron un balance positivo del trabajo desarrollado, que surgió con la idea de potenciar
la Agricultura Familiar Campesina de la provincia de Osorno, de manera asociativa y con un enfoque en el cooperativismo.
Este proyecto es ejecutado por la Universidad Santo Tomás sede Osorno, gracias a recursos provenientes del Fondo de Innovación para la Competitividad – FIC – del Gobierno Regional, y busca impulsar el desarrollo vitivinícola entre los pequeños productores de las
comunas de San Pablo y San Juan de la Costa.
Rodrigo Moreno, director alterno de esta iniciativa, indicó que luego de un año de trabajo los resultados son alentadores, “en palabras simples hoy nos encontramos con 10 nuevos productores de uva de vino en la región de Los Lagos, en la provincia de Osorno específicamente, todos pertenecientes a la Agricultura Familiar Campesina, quienes luego de un año de trabajo han conseguido un crecimiento importante, logrando instalar en ellos
las competencias necesarias para la concreción y construcción de sus viñedos, en base al entusiasmo y al trabajo articulado, lo cual nos tiene muy contentos porque la asociatividad y la diversificación son factores claves en este proyecto”.
Moreno recordó que la puesta en marcha de este novedoso trabajo significa también la generación indirecta de otros beneficios, ligados al desarrollo de las viñas, “este proyecto tiene una virtuosidad que es instalar las competencias en la base de la economía local, lo
que por ejemplo evita la migración campo ciudad, entregandoles a los jóvenes de este territorio una nueva e importante alternativa laboral. Viñas diferenciadas de las que existen en la zona central, un sector vitivinícola con componentes propios, con un sentido de
pertenencia, que además permite el desarrollo de un turismo de intereses especiales, generando una serie de oportunidades, no solo para los sectores beneficiados, sino que también para toda la provincia”.
Finalmente el director alterno del proyecto señaló que con este trabajo, “ya hemos creado la semilla para seguir creciendo, y vemos como poco a poco este esfuerzo va dando frutos positivo, hemos dado el puntapié inicial para generar una nueva mirada y perspectiva a la
Agricultura Familiar Campesina, que repercute también en la agricultura de la provincia de Osorno, y de la región de Los lagos”.

Por radio