La Central Unitaria de Trabajadores de la Provincia de Osorno, manifiesta su preocupación una vez más por la situación que nos golpea como ciudadanos y ciudadanas de nuestra provincia y del país, nos referimos a la pandemia que estamos enfrentado, cabe señalar que, aunque ha habido ayuda por parte del Gobierno estas son insuficientes, cuestionadas por su pertinencia, velocidad magnitud,  por lo que  personas han debido inventar como generar algún tipo de recurso para sobrevivir junto a sus familias.  Hace poco tiempo atrás resaltamos la importancia del trabajo decente, hoy derechamente estamos hablando del trabajo indecente y del hambre que está presente.

Desde el inicio de la pandemia el Gobierno ha actuado bajo el principio de ensayo y error, siendo evidente los errores que se han cometido con las medidas de cuarentenas, que no muestran por ninguna parte ser efectivas.

Estamos plenamente convencidos que el Estado debe dar respuestas sólidas, oportunas y eficientes a la ciudadanía, recordando que el Jefe de Estado es el Presidente de la República de Chile.

Por lo anterior demandamos:

– Medidas efectivas para controlar el Covid-19

– Que se haga efectivo el tercer retiro del 10% de las AFP, sin letra chica y universal.

– Tomar medidas para evitar que los productos esenciales no suban de precio, recordamos que desde que se entregó el primer 10% de nuestros ahorros provisionales todo subió, obviamente beneficiando al gran empresariado, situación que se repitió con el retiro del segundo 10%.

En la actualidad la carga de Gas de 15 kilos cuesta en promedio $24.000, la de 45 kg $70.000, el metro de leña valor  promedio $40.000,  el kilo de pan  promedio $1.700, los alimentos en general han subido sus valores, los sueldos estancados, gran cantidad de cesantía por la pérdida de puestos de trabajo, nuestros adultos mayores con pensiones de miseria, los trabajadores de la construcción sin trabajo, las personas que trabajan en las ferias libres, el comercio de la calle Linch, los trabajadores del sector rural, la mujer campesina que venía a vender sus hortalizas todos y todas perjudicadas

La situación es compleja y dura, por ello exigimos medidas que se ajusten a una realidad cruel que no solo afecta a los más desposeídos, sino también a la mal llamada clase media, que debiera llamarse clase endeudada, todo lo anterior son hechos de la realidad.

Tan reales como el aumento y la agudización de las enfermedades de carácter mental, como lo expresa la Psiquiatría.

El suspender las elecciones del mes abril, por la situación sanitaria puede ser razonable, en la medida que el Gobierno de Chile tome medidas sanitarias efectivas acompañadas de medidas económicas que sean una real ayuda para todo el pueblo chileno, es el momento de garantizar los mínimos comunes humanitarios.

Finalmente apoyamos a los y las trabajadoras de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica civil (ANFDGAC), quienes plantean el cierre de los aeropuertos como una medida, para evitar las nuevas cepas del covid-19, de la misma forma que lo ha hecho Anef, nuestro reconocimiento y respeto al trabajo de Anef, al igual que a todos los servicios públicos que han estado presente en esta pandemia, sobre todo a los y las trabajadoras de la Salud que hoy se encuentran colapsados.

Por el Directorio Central Unitaria de Trabajadores Provincia Osorno.

 

Mauricio Navarrete Soto.

Presidente CUT.

Por radio