Como un error grave que sólo  profundizará más aun el complejo  momento económico que por más de un año han debido sobrevivir el mundo rural calificó la diputada por la décima región de los lagos,  Emilia Nuyado  las nuevas y duras medidas de confinamiento dadas a conocer este lunes por el gobierno a través del ministerio de salud.

Prohibir el funcionamiento de todo el comercio los sábados, domingos y festivos, pero castigar duramente a las ferias libres, rotativas, floritas, campesinos dedicados a la pequeña agricultura familiar campesina y comunidades  indígenas, imposibilitando de llegar a la ciudad para vender hortalizas, frutas y verduras cada fin de semana, es una medida que cuarta la libertad de poder generar recursos y alimentación sana para todos los habitantes de la ruralidad.

“Es una medida que ya no sorprende desde el gobierno, pero que sólo viene a profundizar la crisis económica y social. Los feriantes no tienen las herramientas para vender por delivery….es una burla contra ellos. Uno entiende que es necesario reducir la movilidad, pero cerrar todo es descabellado y doloroso para los feriantes y campesinos”, dijo la Diputada Emilia Nuyado.

Similar opinión tiene el presidente de la asociación de consumidores y usuarios de Osorno, Luis Alvarez González, quien si bien comprende que se debe frenar el desplazamiento de las personas por el aumento de casos, es un error cerrar las ferias, ya que justamente son los fines de semanas el momento en que las familias tiene la posibilidad de comprar sus vegetales de la zona, apoyando de paso a la pequeña agricultura familiar campesina.

Por radio