A las 18:30 del lunes 08 de marzo, un matrimonio de adultos mayores salió de paseo por la comuna lacustre de Puerto Varas, donde residen y a su regreso encontraron su domicilio desvalijado.

Entre los bienes que fueron robados se encuentran 15 cámaras fotográficas profesionales de colección, un televisor Led, dos millones en efectivo, entre otros. Los afectados aseveran que la fiscal de turno de la ciudad lacustre, en primera instancia no autorizó a Labocar de Carabineros o PDI para dirigirse al lugar, pero por arte de magia seis horas después, la fiscal dió la orden de investigación.

Así lo expresó la hija de la afectada, Tamara González expresa la impotencia en esta situación y lamenta que gracias a llamar a contactos la fiscal actuó como se debía en el caso.

El matrimonio puertovarino se encuentra muy acongojado, ya que más allá del costo de las especies se sienten vulnerados porque no se está haciendo justicia y más con el cáncer que padece la afectada y la delicada salud de su esposo.

Por radio