Dificultad para dormir o cambios drásticos emocionales y en el apetito, son algunos de los síntomas que se manifiestan cuando una persona se encuentra bajo estrés.
Por ello, y a raíz del inicio de un nuevo año en contexto de pandemia, resulta primordial saber técnicas de autocuidado y cuándo acudir a un profesional.

La llegada del Covid–19 ha dejado en evidencia la necesidad de prestar atención a lo que podría significar un mayor problema a futuro sobre salud
mental. Y a un año de pandemia, gran parte de la población ha tenido que cambiar de forma drástica su forma de relacionarse, rutinas y hábitos, por lo que resulta fundamental identificar señales y acudir a un especialista en busca de ayuda cuando no se siente bien.
Según la psicóloga de Clínica Bupa Santiago, Ester Laherrán, las alteraciones del sueño o del apetito o presentar mayor ansiedad o irritabilidad, son algunos de los síntomas que describen que una persona está bajo estrés. Por ello, entregó 5 consejos para seguir
cuidando la salud mental en tiempos de pandemia:

 Saber gestionar mis propias emociones: Preguntarse cómo estoy o cómo me siento, y poder expresarlo. Esto ayudará a identificar si la persona está bien o mal, lo que contribuirá también al autoconocimiento y entendimiento de las emociones personales.

 Ser resilientes: Adaptarnos a este nuevo entorno y realidad, es una capacidad que ayuda a mejorar la percepción sobre la pandemia y todo lo ocurrido a partir de ella. La muerte, el desamor, la soledad, entre otros, son episodios que afectan la vida de un ser humano, pero poder adecuarse a ello, resulta fundamental desde la perspectiva emocional.

 Parar y compartir: Estar con el entorno más cercano, como la familia y amigos. La comunicación es primordial para evitar el desarrollo de trastornos emocionales y/o ansiosos. Tanto la empatía y el amor, ayudan a generar emociones y actitudes positivas.

 Realizar actividad física: Tanto la actividad física como las técnicas de relajación, pueden ser una herramienta importante para mantener la calma. Éstas pueden ser rutinas cortas como bailar o jugar. También se puede añadir rutinas de ejercicios online, caminar dentro del hogar o practicar meditación.

 Organizar la rutina de la semana versus la del fin de semana: El añadir una rutina y estructura, es la mejor manera de tomar el control sobre la salud mental.

Es importante establecer hábitos saludables en cuanto a horarios de alimentación y sueño, manteniendo durante la semana la misma hora de levantarse y acostarse, pudiendo ser más flexible los fines de semana (en cuanto a horarios y alimentación).

 

CHIGUSA UCHIDA

Por radio