DECLARACIÓN PÚBLICA COLEGIO MÉDICO OSORNO  

Ante el cierre del Banco de Sangre y la imposibilidad de realizar transfusiones en la Provincia de Osorno, situación justificada por las autoridades de Salud como medida preventiva ante la fiebre Q, el Consejo Regional Osorno del Colegio Médico de Chile desea expresar lo siguiente:



1.- A nuestro juicio, esta medida es desde todo punto de vista exagerada, dado que la fiebre Q es una enfermedad endémica presente en muchos países del orbe, siendo el Hospital Base de Osorno el único establecimiento que ha dispuesto del cierre de su banco de sangre, lo que dista de la situación de las provincias de Valdivia y Llanquihue, donde también se han detectado casos y se ha dispuesto mantener operativos sus respectivos bancos de sangre. La misma discordancia se da con lo relacionado a donantes de órganos, que pese a tener igual mecanismo que las transfusiones, no se ha decretado su cierre para Osorno.



2.- El día del cierre del Banco de sangre, fueron requisadas la totalidad de muestras que habían en ese momento, las que fueron analizadas en el Instituto de Salud Pública, dando como resultado que el 100% de lo analizado resultó negativo ante fiebre Q, lo que se suma que hasta hoy, no hay ningún estudio de prevalencia realizado en la Provincia con el fin de definir la real problemática existente. Estudios extranjeros, hablan de una probabilidad de infectarse por vía de transfusión de Fiebre Q de 0,3 personas por 10.000 donantes, lo que equivale a tener un caso cada 10 años en Osorno, de una enfermedad que responde bien a antibióticos y que en las últimas semanas ningún enfermo ha requerido hospitalización.



3.- Desde el mes de diciembre a la fecha, se han suscitado una serie de eventos y situaciones que han perjudicado y alterado el normal trabajo de los equipos médicos en el Hospital Base, como lo es la falta de unidades de glóbulos rojos, unidades de plasma y plaquetas, dificultades con los traslados y cadena de frío de los elementos solicitados, además de no contar con las unidades necesarias que se necesitan para suplir las necesidades que se presentan actualmente.



4.- Demás está decir que expertos del Hospital Base Osorno han trabajado en un protocolo de dadores de sangre, que asegure la trazabilidad de ello, junto con participar de videoconferencias con autoridades en Santiago y dar a conocer los riesgos e inquietudes que el cierre de este Banco de sangre significa. Sin embargo y pese a los esfuerzos realizados, el Ministerio de Salud mantiene su postura inicial.



5.-Los costos económicos que han implicado estas medidas para el alicaído sistema de Salud , no dejan de ser importantes ($ 800.000 a $1.000.000 semanal en transportes), además el hecho de prolongar esta medida, tendrá un costo al tener que reencantar a la ciudadanía para retomar la confianza y el apoyo como dadores de sangre (3.500 a 4.000 dadores al año).



6.- Esperamos que esta medida sea revertida a la brevedad posible, antes de tener que lamentar una situación grave que atente contra nuestros pacientes y sobre todo que se apunte a la responsabilidad de los equipos de salud que se desempeñan en Hospital Base y resto de la Provincia.

FUENTE:Fernando Hidalgo
Periodista - Lic. en Comunicación Social
Comunicaciones Consejo Regional Osorno